Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

370 32nd Ave. Apt 32
San Francisco, CA, 94121
United States

Inspiring and sharing tools for you to reconnect with a nourishing lifestyle.

Bienestar

El detox lo dejo para enero.........

Olga Gulati

En las últimas dos semanas hemos recibido varios mensajes de seguidores y estudiantes preguntando por nuestros programas de desintoxicación. Se informan y al final dicen: super! Hablamos para comenzar en enero. 

Es entendible que al acercarse la época navideña, el foco de nuestra atención gire más hacia el descanso, la fiesta, las celebraciones y la comida típica de la época. Nos pasa igual en casa. Tal vez diciembre no es el mes ideal para una desintoxicación. Lo que no tiene sentido es esperar hasta enero para comenzar una vida más saludable. Sabrá el universo lo que nos depara la vida para enero. 

Siempre andamos pensando que algún día en el futuro, "cuando mi vida sea más tranquila, cuando se acaben las vacaciones, cuando tenga el dinero o cuando tenga el tiempo me voy a poner a cuidar de mi salud de verdad". 

Estos aplazamientos se hacen aún más fuertes cuando se trata del alimento. Parece que soltar malos hábitos de alimentación nos da un poco de terror. Pensamos que necesitamos el contexto ideal para comenzar una alimentación saludable y por eso hay que esperar para hacerlo en el futuro.  

Lo cierto es que hay cosas muy poderosas que podemos hacer ya mismo, que no implican para nada esperar hasta enero, que pueden transformar nuestra relación con el alimento y además hacer de nuestras comidas mucho más saludables. 

En lugar de ver un cambio de alimentación como una carga adicional, podemos usar el espacio con el alimento como la herramienta o el camino para estar más presentes, para conectarnos con el aquí y el ahora, e incluso para poner en práctica el agradecer. 

Comer sano implica comer muchos vegetales, dejar las comidas procesadas, beber agua filtrada y otras cosas más. Sin embargo, parte del acto de comer sano está estrechamente relacionado con quiénes somos a la hora de comer. 

Si entendemos que el acto de comer es sagrado (por que lo es)  independiente de lo que estamos comiendo, podemos practicar más conciencia a la hora de alimentarnos. 

Que implica comer con más conciencia?

Sentarse para comer, no hacerlo frente a un computador o mirando el teléfono. 

Mirar y apreciar nuestro alimento antes de ponerlo en la boca, para agradecerlo pero además por que esto activa la fase cefálica de la digestión. 

Respirar mientras comemos, hace que optimicemos el metabolismo pues entra más oxígeno al cuerpo, pero además nos pausa para saber cuánto tenemos que comer de verdad. 

Masticar cada bocado de comida por al menos 20 veces. Esta herramienta maravillosa no deja que comamos en demasía además que nos obliga a cumplir con una de las fases más importante de la digestión y es la de las enzimas digestivas presentes en la boca. Así estemos comiendo pizza, con este ritmo de masticación no llegaremos a comernos la pizza completa nunca. No es un chiste, cuantas veces no lo hemos hecho?  Justamente, el comer despacio es de las cosas que más nos conectan con el acto de comer como algo sagrado. 

Cuando comemos con culpa por estar “pecando” o comiendo el “cheat meal” no ponemos límites, nos desconectamos y nos decimos a nosotros mismos cosas como : si ya voy a comer de esto pues me lo como todo. 

Por que no aprender a comer con esa presencia y conciencia todo el tiempo?  Si hiciéramos esto, no estaríamos aplazando el detox o las resoluciones para después de navidad. No estaríamos dejando el cambio, la limpieza o el compromiso para “cuando tenga tiempo o dinero”.  

Estas cosas  las podemos aplicar hoy, aquí y ahora. Cuando así lo hacemos es cuando de verdad comenzamos a cambiar nuestra relación con la comida para el largo plazo y no solo para la urgencia temporal de que nos entren mejor los pantalones.  

Además, quien dijo que la talla de pantalones más pequeña es mejor salud? Es hora de comenzar a ver el alimento y la manera como nos alimentamos de manera más profunda. Ya verán el impacto tan poderoso que esto pueda tener en sus vidas. 

Adicional, no se olviden que comer sano también es posible en diciembre. Es cuestión de encontrar recetas nuevas y por que no ayudarte con un probiótico de buena calidad. Esto puede ayudar a que tu digestión y eliminación sean mucho más efectivas. 

Te unes a nuestro movimiento de comer estando presente? Nos encantaría oír tus opiniones. 

Si quieres ver la receta de la foto en este articulo puedes dar click en este link.

Feliz día.

Olga y Pavan