Contact Us

Use the form on the right to contact us.

You can edit the text in this area, and change where the contact form on the right submits to, by entering edit mode using the modes on the bottom right. 

370 32nd Ave. Apt 32
San Francisco, CA, 94121
United States

Inspiring and sharing tools for you to reconnect with a nourishing lifestyle.

Bienestar

Salud mental y flora intestinal

Olga Gulati

 

Se suman las razones para seguir hablando de flora intestinal, alimentación y suplementación con probióticos. 

Inicialmente se creía que la flora intestinal simplemente ayudaba en los procesos digestivos, y que tomar probióticos ayudaba básicamente en casos de estreñimiento o diarrea. Hoy en día, tenemos como evidencia estudios que han salido en las dos últimas décadas, mostrándonos que la flora intestinal va mucho más allá de unos bichitos que influyen en la digestión y que la suplementación con probióticos pueden reportarnos muchos más que una mejor digestión. 

La flora intestinal ha sido relacionada con la obesidad, con los problemas de azúcar en la sangre como la diabetes, con los problemas hormonales como la dominancia estrogénica y problemas de tiroides, así como con el sistema inmunológico entre otras cosas. 

Existe también una fuerte conexiónentre la microbiota, el sistema nervioso y la salud mental. Psiquiatras integrativos como Kelly brogan profundizan en estos temas pues hace parte de su protocolo de trabajo con pacientes. 

La bacteria que tenemos en el intestino se comunica con nuestro sistema nervioso central. El fortalecimiento de la flora intestinal reduce la respuesta inflamatoria de este sistema y por ende reduce el estrés oxidativo. La reducción de estos factores a largo plazo tiene un impacto muy fuerte en el estado del cerebro y el sistema nervioso. Por esta razón, hay estudios que han indicado que el uso de probióticos acompañados de un cambio en la alimentación es parte del camino para el tratamiento para desórdenes de estrés, ansiedad y depresión. 

Una buena alimentación vista a grandes rasgos consta de el consumo de bastantes vegetales, muy pocas harinas y azúcares refinados, grasas de buena calidad, proteínas animales y vegetales y pocos alimentos de alto refinamiento. 

Ensalada Waldorf Vegetariana con mayonesa alta en proteínas

Ensalada Waldorf Vegetariana con mayonesa alta en proteínas

Además de la alimentación, el estrés es otro factor de potente influencia en el balance de nuestra bacteria en el intestino. Estudios han mostrado que cuando estamos expuestos a estrés de manera repetida, la composición, diversidad y cantidad de estos microorganismo cambia.  

Las personas que constantemente están preocupadas, aceleradas, o en medio de relaciones tóxicas  afectan sin darse cuenta la integridad de las bacterias en sus intestinos. 

Evitar condiciones de estrés puede resultar difícil pues hace parte de la vida de todos. Lo que podemos hacer es usar herramientas que ayuden a restaurar el balance fisiológico delcuerpo que ha sido sometido a situaciones de estrés. 

Generalmente secretamos hormonas de estrés como el cortisol cuando estamos estresados. El cortisol fuera de balance genera problemas en el cuerpo. El yoga, la meditación y los ejercicios de respiración hechos de manera continua, sistemática y como parte de la rutina de cada semana, son herramientas poderosas para traer al cuerpo de nuevo a un estado de balance. 

Lo anterior quiere decir que incorporar una rutina de ejercicio, y técnicas de relajación en nuestro estilo de vida, pueden traer un beneficio doble a nuestra  salud mental. Además de que actúan de manera directa en nuestro estado de ánimo, química cerebral y balance hormonal, también protegen la integridad de nuestra flora intestinal. Como vimos arriba, una flora intestinal fuerte previene el estrés oxidativo que daña nuestro sistema nervioso y esto se puede manifestar en condiciones como la ansiedad y la depresión.  

Bibliografía

  1. Intestinal Health. (2017) The Gut Brain Connection. Is Your Microbiome the Key to Mental Health? Disponible en http://www.prescript-assist.com/intestinal-health/gut-brain-connection/
  2. Stress and Microbiota. (2011)Stress affects the balance of bacteria in the gut and immune response. Science Daily. Disponible en https://www.sciencedaily.com/releases/2011/03/110321094231.htm
  3. Musso, G. Gambino, R. (2010) Obesity, Diabetes, and Gut Microbiota. Us National Library of Medicine. NCBI. Disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2945175/
  4. Brogan, K. M.D. (2015) Probiotics for the Brain. Kelly Brogran MD. Disponible en http://kellybroganmd.com/probiotics-brain/